Sobre mí

 

fototuiter1¡Hola! Me llamo Andrea Prieto Pérez y la presentación más sencilla es que a veces escribo, por eso decidí abrir este pequeño espacio. La presentación más larga y complicada comienza diciendo que, por lo menos, hace mucho tiempo que lo hago y que hace algo menos que me he atrevido a dejar que salgan a la luz algunas de las historias que he guardado en el cajón. 

En mis tiempos más mozos escribía sobre monstruos en castillos, amigos que resolvían misterios, princesas que se aliaban con rebeldes y elfos que vagaban por el mundo. Poco a poco, con ayuda de algún foro, las historias comenzaron a ser más complicadas y, después más adelante, otra vez más simples. Supongo que todos hacemos a veces lo mismo y supongo que en algún momento descubrí lo muchísimo que me gustaba escribir, incluso cuando ya habían pasado años en ello y pasé a hacerlo de nuevo para mí, con afán de ese (auto)descubrimiento. Todos tenemos alguna revelación. Y ahora que ya he escrito más de cincuenta novelas en medio de todo este aprendizaje, sé que quiero seguir aprendiendo mucho más (que aún queda) y volver a enseñar esas historias.

Soy licenciada en Medicina y hace poco comencé la residencia para especializarme en Psiquiatría, que es la especialidad más bonita que hay y que creo que sirve para ayudar a muchísimas personas. No creo que haga falta saber qué empezó antes si la Medicina o la escritura, porque ahora están las dos ahí incrustadas. Igual que lo de ver más series de las que soy capaz de manejar (¡por favor, más series de adolescentes sobrenaturales, no tengo suficientes en el cupo!) o querer ir a ver un millón de películas al cine. Adoro el mar. A todas horas. Cuando sea. 

fot1

Después de todo esto, si aún sigues, aquí: ¡adelante! Sé libre de espiar lo que quieras en este espacio, curiosear en los cajones que he decidido abrir y comentar. Me ha costado dar algunos de los pasos finales para querer enseñar parte de lo que escribo, pero creo que ahora es difícil parar y este es el resultado. Un lugar donde recoger todas esas historias que van a ver la luz, para que sea fácil de encontrar, o donde dejar caer de vez en cuando alguna reflexión. Un sitio que sea un «bueno, venga, allá vamos».

Y como dijo James Thurber: “don’t get it right, get it written”.

Anuncios